Bizcocho de almendra, mandarina y limón

Las tardes de invierno son perfectas para cocinar riquísimos dulces que gusten a toda la familia y disfrutarlos junto a una taza de chocolate caliente o café.

Hoy te proponemos esta sencilla receta de bizcocho con almendra, limón y mandarina. Recuerda que, Clemcott, a diferencia de otras mandarinas, es una mandarina de calidad óptima que podrás disfrutar de enero a abril, por lo que será ideal para consumir durante todo el invierno.

Ingredientes para nuestro bizcocho:

–       6 huevos

–       175g de azúcar

–       Ralladura de 1 limón

–       Ralladura de 1 mandarina

–       180g almendra molida

–       60g maicena

–       ¼ cucharadita de sal

–       Azúcar glas para decorar

Primero, precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde engrasándolo con aceite o mantequilla. Luego, separamos las yemas de las claras y las reservamos. En otro recipiente, mezclamos con unas varillas la almendra molida con la maicena. Añadimos a las yemas el azúcar y las dos ralladuras y batimos bien con las varillas hasta que obtengamos una crema espesa y homogénea. Incorporamos la mezcla de almendra molida y maicena y mezclamos con suavidad. Agregamos a las claras la puntita de sal y batimos hasta montarlas a punto de nieve.

Las incorporamos poco a poco a la masa de las yemas con movimientos suaves. Llenamos el molde con la masa y horneamos durante 30-35 minutos aproximadamente. Únicamente deberemos esperar un poco antes de desmoldar y dejar que el bizcocho se enfríe mientras le añadimos un poco de azúcar glas por encima. Es ideal para desayunos o meriendas y también una buena masa para utilizar como base para tartas o para hacer magdalenas.

Clemcott – Mandarina tardía de calidad

Leave A Comment