¿Cómo elegir mandarinas?

Comer mandarina es buenísimo para la salud. Es recomendable consumir mínimo cuatro al día para satisfacer las necesidades básicas de los organismos. Se trata de una de las frutas cítricas más populares y apreciadas. Sin embargo, para disfrutar de todo su sabor, resulta importante saber escogerlas.

Por ello, desde Clemcott, mandarina tardía de calidad, te damos algunos consejos para que descubras cómo elegir mandarinas fácilmente. ¡No te pierdas nuestro post para saber exactamente en qué fijarte a la hora de elegir mandarinas!

Primero, ten en cuenta que la mandarina es un fruto de invierno. De septiembre a marzo es la época perfecta para consumirlas. Por lo tanto, si quieres conseguirlas jugosas, dulces y a buenos precios, lo mejor es adquirirlas durante esos meses del año.

Luego, ten en cuenta que en cuento las hojas de la mandarina luzcan bien verdes, mayor posibilidad hay de contar con un fruto en buen estado. Por eso, te aconsejamos que priorices siempre las mandarinas con sus hojas para asegurarte de la frescura de la fruta.

El aspecto exterior de la mandarina es muy importante. Debe tener un aspecto exterior de color uniforme. Es decir sin manchas oscuras. Las manchas podrían indicar la presencia de parásitos, hongos o golpes.

La mandarina debe estar blanda. Esto es el indicativo de que está bien madura. Para asegurarte de su madurez, también puedes fijarte en el olor de la fruta. Si es intenso, quiere decir que está madura y perfecta para consumir.

Por último, también puedes fijarte en el peso de la mandarina. En cuanto más pesa, más jugosa será.

Ahora que sabes elegir una mandarina, te invitamos a leer esta receta: Jugo de Remolacha, Zanahoria y Mandarina

¡Una forma original y saludable de comer mandarina!

Clemcott – mandarina tardía de calidad

Leave A Comment