Panna Cotta de mandarina de calidad

Hoy os proponemos esta receta italiana revisitada. Tradicionalmente se prepara con crema de leche, leche, azúcar, vainilla y gelatina sin sabor. Sin embargo, nosotros hemos decidido prepararla con mandarina tardía de calidad, nuestra fruta preferida.

Panna cotta:

gelatina sin sabor

taza de leche

mandarinas

tazas de crema de leche

taza de azúcar

cucharadita de extracto de vainilla

Salsa de Mandarina:

yemas de huevo

huevo

cucharadas de azúcar

cucharada de ralladura de mandarina

cucharadas de jugo de mandarina

cucharadas de mantequilla sin sal

Preparación:

Para hacer la panna cotta:

Primero, espolvorear la gelatina sobre ¼ taza de leche en un tazón pequeño u revolver hasta que se disuelva. Dejar reposar 5 minutos.

Segundo, retirar tiras de las cascara de 2 mandarinas. Reservar las mandarinas para hacer la salsa.

Tercero, cocer la crema de leche, el azúcar y tiras de cáscara de mandarina en una cacerola a fuego medio-bajo, revolviendo de vez en cuando hasta que el azúcar se disuelva.

A continuación, retirar del fuego y agregar la mezcla de gelatina, revolviendo hasta que se disuelva la mezcla. Agregar la vainilla y la restante ¾ de taza de leche. Desechar las tiras de cáscara de mandarina.

Luego, verter la mezcla en 12 vasos pequeños de postre o de copas. Cubrir y refrigerar por 8 horas.

Para hacer la salsa de mandarinas:

Mezclar el azúcar y la ralladura de mandarina en una tabla de cortar limpia. Con un cuchillo de mesa, frotar la cáscara en el azúcar hasta que el azúcar quede color naranja.

En una cacerola mediana a fuego medio-bajo, batir las yemas de huevo, el huevo, la mezcla de azúcar, jugo, mantequilla y sal. Batir a fuego medio hasta que esté cuajada, alrededor de 5 minutos.

Retirar del fuego y pasar por un colador a un recipiente mediano. Refrigerar hasta que se enfríe.

Por último, cubrir la panna cotta con salsa de mandarina y chocolate raspado.

Clemcott – mandarina de calidad

Leave A Comment